Sin apenas movimientos entre los grandes

augusto-fernandez-atletico

El mercado de fichajes de invierno está dando sus últimos coletazos y lo está haciendo con algunos movimientos interesantes en nuestra Liga. Si bien han quedado algunos fichajes como el de Nolito por el FC Barcelona o el de Mosquera por el Valencia, hasta el día 1 de febrero a las 23:59 queda tiempo para inscribir a futbolistas, algo que de buen seguro se produce sobre la bocina dadas las necesidades de diferentes equipos de mejorar sus respectivas plantillas.

De los de arriba, sólo el Atlético de Madrid se ha pronunciado en este mercado. La grave lesión de Tiago ha obligado a la directiva rojiblanca a encontrarle un sustituto y éste no ha sido otro que el centrocampista argentino Augusto Fernández, del Celta. Junto a él ha llegado Kranevitter, si bien la joven perla ya tenía su destino marcado desde que se oficializara su contratación el pasado verano. Siqueira parece que se marchará cedido al Newcastle.

El conjunto madrileño, como el Real Madrid, recibió ayer la buena noticia de recibir la cautelar por parte de la FIFA, por lo que la sanción que le impedía fichar en verano se retrasa y finalmente sí podrán hacerlo. Será en junio cuando los colchoneros resuelvan el futuro de Fernando Torres, a quien le han abierto la puerta de salida y que según cuentan, ha ofrecido sus servicios al Barcelona para la próxima temporada.

Zidane tampoco tendrá caras nuevas en su plantilla pero sí podría tener alguna salida. Lucas Vázquez, uno de los habituales para Rafa Benítez, podría marcharse cedido ya que apenas cuenta para el francés. Lo mismo sucede con Cheryshev, por el que había mostrado interés el Villarreal. Quedan dos días para el cierre del mercado y en las oficinas de Concha Espina parece que serán frenéticas para dar salida a algunos de los descartes de Zizou.

El Barcelona, mientras tanto, ha visto frustrado su deseo de lograr la llegada de Nolito, el icono del Celta. La propuesta azulgrana no ha convencido al cuadro gallego y a pesar de que Luis Enrique no ha cerrado la puerta a su llegada todavía, la única opción para certificar su llegada parece la de pagar su cláusula, de 18 millones. Sólo si el andaluz llegara se marcharían Sandro o Munir, que pasarían a un segundo plano. Algo que no tiene visos de que suceda.